viernes, 18 de julio de 2008

La Anarquía, el Guasón y Tú



Más alla de ser o no fanático del entrañable Batman, de haber o no leído las historietas, visto las series o preferir la version de Tim Burton o Joel Schumacher, es difícil salir a la calle estos días sin saber que ha salido una nueva película del encapotado. "The Dark Knight" (o "El Caballero Oscuro"), es la continuación a la exitosa Batman Begins del director Christopher Nolan y los escritores Jonathan Nolan y David S. Goyer, estrenada el 2005. Pero más que por ser una nueva película de superhéroes (y personalmente creo que clasificarla bajo ese rubro le quita mérito) la gente hace interminables colas para verla ya que se trata de la última gran producción en la que aparece Heath Ledger (quien interpreta a The Joker o El guasón). Mucho se ha dicho sobre su actuación y sin querer sonar a fanático, se quedan cortos, con lo cual no intentaré superar lo ya comentado pues estaría demás. Así que este artículo va por otro lado. Va por el contenido mental de la película.

Una vez más creo que el personaje mas tétricamente realista, el Guasón, trasciende su elemento y entrega un mensaje a la audiencia invitando al espectador a cuestionar (aunque sea para efectos de entender bien la trama de la película) los cánones de la sociedad y las predisposiciones culturales a las que estamos acostumbrados como individuos o conjuntos. La alternativa propuesta es la simple y pura anarquía, fantasía de punks (de los pocos que quedan) y terror del sistema. Ahora, el problema no está tanto en tener a una sarta de psicópatas promulgando el caos por todo medio posible, sino en la aguda lógica en la que se podrían apoyar estos psicópatas. Todo el mundo es capaz de robar, dicen algunos, o incluso matar, si se les estimula adecuadamente. El Dr. Caligari, uno de los primeros villanos del cine, ya había jugado con esta idea, y desde entonces ha evolucionado el terror. Ahora el Guasón busca sacar todo eso del ser humano por medio de la razón.

El caos es la oposición al orden. El orden deriva de las reglas. Las reglas sirven para mantener la competencia por diferentes intereses sin mayores percances. ¿Dónde cae la anarquía en esto? La anarquía es la carencia de reglas. El ser humano vive condicionado para actuar obedeciendo o desobedeciendo estas reglas, según lo que exijan sus intereses, y más importante, según lo que le permita su propio código moral. Pero, ¿qué pasa cuando el ser humano pierde tanto código como meta y actúa según le plazca? (Perder código moral y meta no necesariamente deriva en anarquismo, pero es un camino existente) Sucede que el estado original del universo es el caos, y poco a poco se va ordenando, lo mismo que con la civilización humana que derivó en un sistema y se ha ido ordenando...de alguna retorcida forma. Por lo tanto el estado primitivo, sin reglas, sin códigos, sin nada, es parte inexcluible de nuestra historia, de nuestra consistencia: es parte de nosotros. Por ahí cae el terror. El ser humano lleva dentro de sí la capacidad de destruir (como la de construir) y de crear caos (así como la de ordenar), y lo único que lo lleva por el camino de las reglas es la necesidad de sobrevivir, de conseguir lo que quiere, lo que en una sociedad consumista es, pues, bastante. Pero tiene que haber algo más, ya que si sólo fueran los placeres materiales los que evitan que el ser humano cambie su modus vivendi, entonces estaríamos bastante jodidos (con esto queda mas o menos claro que apoyo la idea de tener reglas, pues no todo el mundo es capaz de desarrollar un código que respete el derecho de otros a desarrollar sus propias reglas), considerando que en primer lugar son los bienes físicos los que nos causan tantos problemas.

El caos es hermoso en cierta forma. El caos es un mundo donde la anarquía reina. La anarquía es la libertad de actuar sin temor a represalias. Es libertad para ser uno mismo sin temor a oposición. El caos es la impredecibilidad de exisitir y gozar un momento, y quizás no hacerlo al siguiente. El orden limita, restringe, el orden crea infractores, el orden crea puntos de vista, crea el mal, crea diferencias. El caos es el desorden ordenado, la belleza de lo aleatorio. Es el no tomarse las cosas en serio. Y ¿porqué es tan malo?


¿Realmente lo es?


Esa es una decisión personal.

Por eso mismo es cuestión de decidirse y tomar una posición. Elegir que vamos a obedecer. Actualmente nos gobierna el sistema. Muchos, definitivamente no todos, tenemos una considerable cantidad de libertad (por la que hemos sacrificado el conformarnos con un sistema) que nos deja actuar según se nos antoje. Otros en cambio no están contentos con eso. Y exigen más control, otros exigen menos. Son visiones opuestas. Pero de alguna forma u otra, todos obedecen sus propios códigos y reglas. La pregunta es ¿pueden diferentes ideologías convivir? ¿Existen diferentes tipos de libertades?

Es cuestión de tomar desiciones, hacerse su propio destino. La anarquía es atractiva, pero peligrosa, el sistema es seguro pero más aburrido. Es el orden vs el caos.

Y no vale lanzar la moneda.

6 comentarios:

Andrea Llinás Vahos dijo...

Estoy en lo absoluto de acuerdo contigo. Y en esta sociedad globalizada es muy dificil mantener en pie un punto de vista concreto. hay muchas areas grises. es inevitable la confrontacion. la duda aca es, hemos trascendido tanto de nuestra corporalidad animal y de nuestro instinto de conservacion, que al final terminaremos aniquilando las ideas de unos y las ideas de otros, tanto fisica como mentalmente, marcando con una implosion masiva el fin de la raza humana? no me gustaria pensarlo. pero hay que discutirlo, para evitarlo. 2 thumbs up.

bruno guerra dijo...

discutámoslo con café o alcohol

Andrea Llinás Vahos dijo...

Te tomo la palabra!

Maybeth dijo...

Excelente post, la película se presta para esta clase de análisis (y más)

Anónimo dijo...

me parece un muy buen analisis del papel del guazon, es bueno ver como desde las mas altas esferas de estados unidos, existen personas que quieren mandar mensajes interesantes dde anarquia, lo importante es pensarlos y adaptarlos de una buena manera a nuestro contexto.

ya lo sabemos los que promulgan el miedo y el terror a la anarquia, son los que en realidad estan interesados porque este mundo siga asi de podrido como esta.


la verdad no se de donde es este blog, pero el anarquismo se la aguanta toda en bogota.

dustpetardo dijo...

Yo estoy totalmente a favor del caos.
Por ejemplo, Mexico, vive en un estado de realidad alterada, no te presentan la información tal cual es, al final, te presentan las cosas para que tu estes mas tranquilo, ponen diversas medidas para "tu seguridad" aunque realmente sean medidas para oprimirnos mas, pero la gente se siente tranquila, segura.
Entonces... ¿que pasa si hay caos?
Como dijo el guason, el Caos es miedo, la gente entraria en un estado de miedo si supieran cual es la realidad, y... ¿a quien le gusta vivir con miedo?
Las personas actuarian y dejarian de perder el tiempo en su tranquilidad.
Por eso ese constante mensaje de "aqui no pasa nada" de nuestro querido gobierno.
Me encanto lo que escribiste, muy ben hecho.